contadores de visitas

martes, 19 de febrero de 2013

Premio de Dresde para el ruso que salvó el mundo de una guerra nuclear en 1983



Premio de Dresde para el ruso que salvó el mundo de una guerra nuclear en 1983© RIA Novosti. Sergei Pirogov
22:45 18/02/2013

Dresde (Alemania), 18 de febrero, RIA Novosti.

El exoficial ruso Stanislav Petrov recibió el domingo el prestigioso Premio de la Paz de Dresde por haber prevenido hace 30 años un apocalipsis nuclear.

“Pasará a la historia como una de las mayores hazañas de las últimas décadas en aras de la paz”, declaró a RIA Novosti Heidrun Hannusch, presidente de la ONG Amigos de Dresde que instituyó el premio.La decisión de otorgarlo a Petrov, según ella, fue tomada hace tres años pero otro ruso, el expresidente soviético Mijaíl Gorbachov, fue el ganador en 2010 y la entrega se pospuso para no destacar a representantes de un mismo país en dos ocasiones consecutivas.

En la noche del 25 al 26 de septiembre de 1983, cuando Stanislav Petrov estaba de guardia en el centro de control de misiles Sérpujov-15 situado en un búnker de 100 metros de profundidad a las afueras de Moscú, se activaron de repente las sirenas de alerta temprana sobre un ataque nuclear y en la pantalla del radar se encendieron cinco luces: señales de misiles nucleares supuestamente lanzados hacia la URSS desde EEUU.

Veinte minutos más tarde, los misiles habrían alcanzado el territorio soviético pero, extrañamente, estaban “volando” desde una base única en EEUU, cuando lo lógico en un ataque nuclear era esperar varias oleadas de lanzamientos. En aquel momento estresante Petrov prestó oído a su experiencia y a su intuición. Y en vez de apretar el botón rojo, se puso inmediatamente en contacto con los superiores al sospechar que la alarma era resultado de un fallo en el sistema recién entrado en servicio.

La actuación de Petrov en aquella noche salvó el mundo de una destrucción inminente en un momento culminante de la Guerra Fría entre la URSS y EEUU. Tres semanas antes, interceptores soviéticos habían derribado un Boeing-747 de la aerolínea surcoreana Korean Air con 269 personas a bordo que viajaban de Nueva York a Seúl.

Durante la investigación del caso se supo que la falsa alarma en el centro Sérpujov-15 la habría provocado un satélite cuyos sistemas de vigilancia se pusieron al descubierto debido a un reflejo de rayos solares.

El propio Petrov no se considera un héroe. “Lo que ha pasado no tiene importancia. Meporté como una persona, nada más, era mi trabajo, simplemente estuve en el lugarpreciso y a la hora precisa. Ni siquiera mi difunta esposa se enteró de aquello”, confesó en un documental titulado “El botón rojo y el hombre que ha salvado el mundo”.

Lo que hizo se mantuvo en secreto hasta 1993. Tampoco se conoce, si Petrov, hoy en día teniente coronel en retiro, recibió condecoración alguna en su patria. Tratándose de hombres de su profesión, estos datos tampoco suelen trascender al dominio público. En cambio sí obtuvo varios galardones internacionales, entre ellos, un premio de la prensa alemana y otro, de la ONG estadounidense Asociación de Ciudadanos del Mundo. La pequeña estatuilla de cristal World Citizen Award que se le entregó en 2006 llevaba una dedicatoria: “Al hombre que ha prevenido una guerra nuclear”.


http://sp.ria.ru/Defensa/20130218/156434789.html