contadores de visitas

martes, 19 de marzo de 2013

EE.UU. confirma el bombardeo de la aviación siria en el norte de Líbano Leer más: EE.UU. confirma el bombardeo de la aviación siria en el norte de Líbano http://www.teinteresa.es/mundo/EEUU-confirma-bombardeo-aviacion-Libano_0_884912822.html#WaQ1LivZBA5vvbOe






ÚLTIMA HORA

Aviones sirios bombardearon por primera vez este lunes el norte de Líbano, confirmó una portavoz estadounidense, calificando la acción como una "escalada significativa" en el conflicto interno en Siria.

"Jets del régimen y helicópteros dispararon misiles en el norte de Líbano, impactando en Wadi al-Khayl, cerca de la ciudad fronteriza de Arsal. Esto constituye una escalada significativa en la violación de la soberanía de Líbano de la que el régimen sirio es responsable", dijo a los periodistas la portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Victoria Nuland. La portavoz de Estado recordó a Damasco que las resoluciones de la ONU exigen el estricto respeto de la soberanía territorial de Líbano.

Líbano se comprometió por su parte a permanecer neutral en relación a la violencia que afecta a Siria, pero el conflicto ha exacerbado la tensión en la región y hay crecientes temores de que se extienda hacia el vecino país.

La embajadora estadounidense ante Líbano, Maura Connelly, ha estado en contacto con el gobierno libanés, agregó Nuland.Un alto oficial militar libanés, dijo que cuatro misiles habían sido disparados por los aviones sirios en una zona montañosa y desierta, que los observadores consideran ideal para el contrabando de armas y el flujo de combatientes a través de la frontera.
"La única salida es un golpe de estado o un magnicidio"


La situación en Siria es insostenible y con el primer bombardeo sobre suelo líbano las reacciones no tardarán en salir en un clima donde el miedo y las bombas son el denominador común. Afganistán o Libia ya vivieron situaciones parecidas en donde el diálogo o un entendimiento entre los líderes políticos no se llevó a cabo y los resultados quedaron a la vista de la humanidad.

"Hay una situacion de alargamiento y de enquistamiento en Siria. Las guerras de Afganistán y Libia son diferentes ya que se realizaron en contextos distintos", señala Ángel Valencia, experto en Relaciones Internacionales.

"Se ha producido un esquistamiento general como pasa en este tipo de paises donde no hay una élite política que tenga un proyecto que haga establacer una transición pacifica y lo que ocurre es una guerra en donde no hay salida clara", añade Valencia.

Gadafi o Bin Laden forman parte de la reciente historia de ambos países y fueron perseguidos hasta su muerte. La situación en Siria no parece que vaya a arreglarse si no hay un acuerdo tácito entre gobierno y oposición. Bashar Al Asad puede ser el siguiente líder en caer ante la negativa en ofrecer una alternativa a la guerra incesante en su país. "La única solución en Siria es acabar dando un golpe de estado o generar un magnicidio como pasó con Gadafi y Bin Laden", sentencia Valencia.
"Se está intentando reforzar a unos rebeldes que son los más fundamentalistas del islam que hay en la zona"

El apoyo que quiere otorgar Estados Unidos a los rebeldes sirios ha puesto de manifiesto lo que ocurrió en la guerra de Afganistán cuando los talibanes fueron reforzados para acabar con el régimen. En este caso "se está intentando reforzar a unos rebeldes que son los más fundamentalistas del islam que hay en la zona. Es un error", afirma Ángel Maestro, reconocido estudioso de lo relacionado con el universo comunista.

"El ejército sirio es muy potente. Los rebledes de por si son muy débiles y están en las últimas si no tiene ayudas externa", sentencia Maestro.

El derrocamiento de Al Asad sólo se producirá si los rebeldes tienen más apoyo que el ejército de Bashar Al Asad. "Va a costar. porque es un ejército muy bien preparado. Depende del número de fuerzas dentro de Siria que apoyen a los rebledes y de la fuerza exterior, Al Asad será derrocado".

Con el avance de los bombardeos en el Líbano por parte del ejército sirio la situación crece entre ambos países y constituye una escalada en la violación de la soberanía de Líbano que no va a quedar impune.