contadores de visitas

jueves, 30 de mayo de 2013

Asad confirma la llegada a Siria del primer cargamento de S-300 rusos, según prensa


El presidente de Siria, Bashar Asad, declaró en una entrevista con la prensa libanesa que su país recibió el primer cargamento de sistemas antiaéreos rusos S-300.

“Siria ha recibido el primer cargamento de misiles antiaéreos rusos S-300”, afirmó Asad en una entrevista con la cadena Al-Manar citada por el diario Al Akhbar. El mandatario agregó que la llegada de un segundo cargamento se espera en breve.

El presidente sirio aseveró asimismo que su país va a responder a todos los ataques de Israel si se vuelven a producir.

Por otro lado, Asad volvió a acusar a varios países de la región de prestar asistencia a los rebeldes sirios, y dijo que unos 100.000 milicianos extranjeros combaten actualmente en el país. “Turquía, Arabia Saudí y Catar apoyan y financian a los grupos armados. Con ayuda de estos Estados, unos 100.000 guerrilleros árabes y procedentes de otros países se han infiltrado en Siria”, señaló.

Sin embargo, según el líder sirio, el Ejército regular ha logrado revertir la situación a su favor. “El Ejército ha conseguido grandes avances y continuará su labor hasta acabar completamente con los terroristas”, aseguró.

Confirmó asimismo que “Siria y Hezbollah están luchando en el mismo bando”, matizando que los milicianos del grupo chiíta “combaten solo en zonas fronterizas con Líbano”, mientras que el Ejército sirio “sostiene el grueso de la lucha contra los terroristas”.

El periódico Al Akhbar adelanta fragmentos de la entrevista con Asad que, según está previsto, será emitida esta noche por Al-Manar, una televisión propiedad del movimiento chiíta Hezbollah. La propia cadena, al igual que los medios oficiales sirios, no ha divulgado por el momento ninguna de las declaraciones realizadas por el presidente sirio.

Rusia ha declarado en reiteradas ocasiones que las armas que suministra a Siria son exclusivamente defensivas y que estas entregas se realizan en virtud de un antiguocontrato y sin violar ninguna ley internacional. Además, la cancillería rusa sostiene que las entregas de S-300 podrían ser un factor disuasivo frente a una eventual intervención militar extranjera en Siria.



Mientras tanto, en una rueda de prensa celebrada el pasado martes, el viceministro de Exteriores, Serguéi Riabkov, no confirmó ni desmintió las informaciones de que el primer cargamento de estos misiles antiaéreos ya habría llegado a Siria.