contadores de visitas

viernes, 8 de marzo de 2013

La Marina alemana completa el primer escuadrón de corbetas K-130



La Marina alemana completa el primer escuadrón de corbetas K-130

El 28 de febrero fue activada la F-262 «Erfurt», cuarto buque de los cinco que componen la serie


04/03/2013.- Alrededor de 300 invitados asistieron el pasado 28 de febrero a la entrega de la corbeta F-262 Erfurt en la base naval báltica de Warnemünde (Rostock), en una ceremonia presidida por Rüdiger Wolf, Secretario de Estado del Ministerio Federal de Defensa. Wolf fue recibido en la instalación naval por el Comandante de la Flota alemana, contralmirante Michael Mollenhauer.

La corbeta F-262 Erfurt, cuyo nombre honra a esta ciudad turingia, es el cuarto buque del tipo K-130 que entra en servicio. Antes lo habían hecho las F-260 Braunschweig, cabeza de la serie, y F-261 Magdeburg, entregadas en 2008. El pasado 21 de enero fue activada la corbeta F-263 Oldenburg, y se prevé que la última unidad, F-264 Ludwigshafen am Rhein, sea comisionada durante el mes entrante, una vez finalizado su periplo por aguas brasileñas, donde desarrolló pruebas para comprobar el funcionamiento de sus equipos en ambiente tropical, además de ejercer como demostrador tecnológico en apoyo de las acciones comerciales de la industria germana de Defensa.


Vista de la sección de proa de la corbeta F-260 «Braunschweig» (Foto: Javier Sánchez/Revista Naval)



Aunque el cronograma de entregas preveía completar la activación de las cinco unidades al término de 2009, sólo las dos primeras fueron aceptadas cumpliendo los plazos establecidos, siendo entregadas en 2008. Mientras, las tres últimas unidades fueron botadas en 2007, acumulando un considerable retraso sobre la previsión inicial de entrega en 2009 debido a las dificultades técnicas detectadas durante el desarrollo del proyecto.

Con la entrada en el servicio activo de la última corbeta se completará el programa K-130, reducido finalmente a las 5 unidades que forman el 1er Escuadrón de Corbetas de la Deutsche Marine con base en Warnemünde, encuadrado orgánicamente en la 1ª Flotilla con mando en Kiel. Los cinco buques fueron construidos por el consorcio de astilleros ARGE K-130, arbolando sus cascos en las instalaciones de Blohm und Voss (F-260 Braunschweig y F 263 Oldenburg), ThyssenKrupp en Nordseewerke (F-262 Erfurt), y Lürssen (F-261 Magdeburg y F-264 Ludwigshafen am Rhein).


F-263 «Oldenburg». Estos buques carecen de chimeneas en las superestructuras. Las exhaustaciones de gases están situadas en los costados, como resulta patente en la imagen (Foto: Javier Sánchez/Revista Naval)



Las corbetas del tipo K-130 son buques de 89 metros de eslora y 1.840 toneladas de desplazamiento a plena carga. Tienen una autonomía de 4.000 millas náuticas en régimen económico (15 nudos), alcanzando una velocidad máxima de 26 nudos. Estos buques cuentan con un alto grado de automatización y una dotación reducida de 63 personas. Como dato destacable de la plataforma, citar que estas unidades disponen de una cubierta de vuelo apta para helicópteros de 12 toneladas, sin embargo carecen de hangar para alojar aparatos de ese porte, estando concebidas por diseño para operar -y alojar- dos pequeños UAV Camcopter S-100.


Vista de la cubierta de vuelo de la corbeta F-263 «Oldenburg», nótese el pequeño portón del hangar para los drones no tripulados (Foto: Javier Sánchez/Revista Naval)

http://www.revistanaval.com/noticia/20130304-040965-entrega-corbeta-k130-erfurt-alemania/

Fotografías