contadores de visitas

viernes, 8 de marzo de 2013

Los destructores Tipo 45 evaluarán la capacidad del radar Sampson en rol BMD



Los destructores Tipo 45 evaluarán la capacidad del radar Sampson en rol BMD

El Reino Unido examinará en Estados Unidos el potencial de sus destructores antiaéreos frente a la amenaza de misiles balísticos


07/03/2013.- El ministerio de Defensa británico anunció ayer que el Centro de Defensa de Misiles (Missile Defence Centre, MDC), una iniciativa conjunta del Gobierno y la industria creada en 2003, colaborará con la Agencia de Defensa de Misiles norteamericana (Missile Defence Agency, MDA) en un programa de pruebas en el que tomará parte, de forma inédita para la Armada británica, un destructor de la clase Daring (Tipo 45).

El objeto del acuerdo es explorar las capacidades de detección, adquisición y seguimiento de misiles balísticos con el radar multifuncional Sampson que equipa a estos buques, y que junto a los lanzadores verticales Sylver y los misiles Aster 15 y Aster 30, forman parte del sistema Sea Viper, denominación con la que se conoce en la actualidad al sistema PAAMS (Principal Anti Air Missile System) de la Royal Navy.


PAAMS(S) fue redesignado como «Sea Viper» por la Royal Navy (Foto: Revista Naval)



El ministerio de Defensa británico aclara en su comunicado el alcance del programa, limitándolo a las fases de adquisición y seguimiento de objetivos, así como a la interoperabilidad con los aliados, descartando la implantación de la capacidad completa de defensa contra misiles balísticos de teatro (TBMD).

La participación de los buques británicos en los ejercicios que organiza la MDA para verificar la operatividad de los buques de la Marina de los Estados Unidos dotados de capacidad BMD es una situación habitual para los buques aliados que utilizan el sistema Aegis y el binomio asociado del lanzador mk41 y los misiles Standard. En la actualidad, además de Estados Unidos, sólo la Marina japonesa posee buques Aegis BMD, con capacidad para derribar misiles balísticos.


La defensa antimisil en Europa: el componente naval

Tras el fin de la Guerra Fría, la proliferación de países poseedores de misiles balísticos de corto y medio alcance fue una creciente preocupación en el seno de la OTAN. En 2011 se calculaba en 30 el número de países con acceso a esta tecnología.

En la Cumbre de Lisboa de 2010, y refrendado en Chicago 2012, se acordó el despliegue de un sistema de defensa antimisil común para el territorio europeo, bajo el mando de la OTAN y basado en un sistema de aportación de capacidades nacionales.

De esta forma se ponía en marcha, convenientemente minimizado y rebajadas las suspicacias de Rusia, el plan del presidente Obama para reconvertir el elefantiásico Escudo antimisiles del presidente G.W. Bush, que a su vez no dejaba de ser una versiónlight de aquel Armagedón aeroespacial que fue la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI), también conocida como Guerra de las Galaxias, que en los años 80 del pasado siglo ideara la administración Reagan.

El actual escudo antimisiles, ideado para responder a amenazas por debajo de los 3.000 kilómetros de alcance, prevé la instalación de equipos de exploración para la detección del lanzamiento y seguimiento de misiles, e interceptadores instalados en tierra.

Por su peculiar naturaleza, es reseñable también la instalación de dos sistemas Aegis y sus lanzadores VLS en Polonia y Rumanía, como instalaciones fijas en tierra.


De arriba a abajo los buques USS «Gettysburg» CG-64 y «Almirante Juan de Borbón» F-102, ambos con AEGIS; y el destructor HMS «Dauntless» D33 durante el ejercicio Saxon Warrior 11 (Foto: US Navy)



En el ámbito marítimo, aunque varios países europeos han mostrado interés por desarrollar capacidad BMD en sus buques, sólo Holanda ha comprometido fondos para estudiar la implantación de la capacidad en sus fragatas LCF.

En octubre de 2010 el presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapateroanunció en la sede de la OTAN en Bruselas, junto a Anders Fogh Rasmussen y Leon Panetta, la contribución de España al Escudo antimisil autorizando el despliegue en la base aeronaval de Rota de cuatro destructores Aegis BMD estadounidense. Iniciadas las negociaciones bilaterales, que concluyeron ya bajo la presidencia de Mariano Rajoy los buques comenzarán a estacionarse por parejas en la base andaluza en marzo de 2014 y en 2015.

No está previsto que las fragatas españolas del tipo F-100 sean adaptadas para adquirir la capacidad de interceptación, sin embargo sí han participado en ejercicios como los que ahora anuncian los británicos para sus buques.

http://www.revistanaval.com/