contadores de visitas

lunes, 15 de abril de 2013

Chocante: el este de Asia, armado hasta los dientes


Ampliar


Por miedo a que Corea del Norte cumpla sus amenazas, sus vecinos asiáticos, además de Estados Unidos y Rusia, han puesto a punto sus fuerzas armadas, aunque en el fondo todos esperan que la retórica de Kim Jong-un sea sólo una pose.

Los vecinos de Corea del Norte se preparan con sistemas de defensa antimisiles, mayor presencia militar y medidas de protección civil a un posible conflicto. La disuasión nuclear por parte de Estados Unidos y la disposición de tropas en Corea del Sur y Japón pretenden evitar una "aventura bélica" norcoreana, que podría provocar una catástrofe nuclear y una oleada de refugiados.

A continuación, un panorama sobre la fuerza militar de los distintos países:
- COREA DEL SUR: Con unos 686.000 hombres, el Ejército surcoreano es más débil que el de su vecino del norte, pero su armamento es más moderno. Las fuerzas de combate llevan meses realizando maniobras sin pausa, en solitario o conjuntas con Estados Unidos, por mar y aire. Los ejercicios "Foal Eagle" con Estados Unidos durarán hasta finales de abril, en los que se practica la defensa de submarinos, misiles o tropas especiales.

En caso de guerra, Estados Unidos tendría el mando de las fuerzas armadas conjuntas. Un acuerdo prevé que las tropas estadounidenses en Corea del Sur y fuera del país ataquen en caso de la más mínima provocación militar por parte de Pyongyang. Además, Estados Unidos protege bajo su "escudo nuclear" a su socio surcoreano.

- EEUU: 28.500 soldados estadounidenses están desplegados en diez bases en Corea del Sur. Washington envió también sistemas de defensa antimisiles a su base en la isla de Guam, además de dos destructores con misiles en el Pacífico occidental. Aviones de camuflaje apenas detectables por los radares sobrevuelan la región.

En caso de ataque, Estados Unidos podría contraatacar desde sus bases en Corea del Sur, Japón y el Pacífico, señalan los expertos. El general James Marks considera sin embargo improbable un ataque norcoreano. "El riesgo es demasiado alto y Corea del Norte lo sabe", dijo a la televisión CNN.
- JAPÓN: La Defensa de Japón se basa en su sistema antimisiles, la protección civil y la disuasión nuclear por su socio estadounidense. La defensa antimisiles se basa en cuatro destructores Aegis en el mar y sistemas Patriot PAC-3 en tierra alrededor de Tokio, en el centro del país y en la isla de Kyushu, en el norte.

El Ejército japonés tiene 300.000 efectivos a los que se unen unos 53.000 soldados estadounidenses. Al contrario que Corea del Sur, los dos países no tienen una estructura de comando conjunta, aunque cooperan muy estrechamente. En el caso de un ataque de misiles contra centrales nucleares japonesas, existen planes de defensa en el más estricto de los secretos, dijo un experto militar a dpa.
- CHINA: Según informaciones no confirmadas oficialmente, China desplegó tropas, acorazados y tanques adicionales en la frontera, al tiempo que aumentó sus patrullas. Además, al parecer las fuerzas de combate están en un nivel elevado de alerta. El Ministerio de Defensa no quiere confirmar nada, pero considera la situación "extremadamente delicada y complicada".

En el caso de un conflicto, Pekín teme una ola de refugiados sobre la frontera conjunta de 1.400 kilómetros. Según información de dpa, los generales estarían considerando también planes según los cuales las fuerzas chinas podrían intentar tomar bajo su control instalaciones nucleares norcoreanas para prevenir lo peor.
- RUSIA: En la zona fronteriza con Corea del Norte, el Ejército ruso ha dispuesto modernos sistemas de defensa antimisiles. La zona militar de Chabarovsk, en el lejano oriente ruso, es la sede de la fuerza aérea número 11 con bombarderos tácticos, helicópteros de combate y jets de reacción MiG. En el puerto de Vladivostok están anclados barcos de la flota del Pacífico, así como submarinos nucleares con misiles balísticos y destructores.

Otra parte de la flota del Pacífico está a punto en un puerto de la península de Kamchatka. "Para cada medida habrá contramedidas", dijo el viceministro de Defensa ruso, Oleg Ostapenko, en relación a Corea del Norte. "Somos soldados preparados para todo. En el caso de que alguien dé pasos contra nuestro país, no nos quedaremos mirando sin hacer nada".




Fuente: Dpa.