contadores de visitas

domingo, 5 de septiembre de 2010

Brasil y Chile construirán conjuntamente el avión de carga EKC-390


(Infodefensa.com) Santiago de Chile - Los Gobiernos de Chile y Brasil han suscrito un acuerdo para la construcción conjunta de un nuevo avión de carga EKC-390, que sustituiría al actual Lokheed C-130 Herculesestadounidense, actualmente en servicio en las Fuerzas Aéreas de ambos países.Este acuerdo supone la participación de la Empresa Nacional de Aeronáutica chilena (Enaer), que fue visitada por Jobim, en la construcción del avión EKC-390, en el que actualmente trabaja la empresa brasileñaEmbraer. El nuevo avión tendría mayor capacidad que el C-130 que se usa actualmente, cuya vida útil acabaría de aquí a ocho años, según el ministro brasileño.La firma del acuerdo es una de las novedades de la visita que el ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim, realizó al país andino, donde se reunió con el presidente de Chile, Sebastián Piñera, el ministro de Defensa chileno, Jaime Ravinet, y el canciller Alfredo Moreno.Según el diario El Mercurio, tras el encuentro, el ministro brasileño informó de que en el transcurso de la reunión, se había planteado la necesidad de tener una industria de defensa suramericana potente, para contar con "capacidad de disuasión, y también la posibilidad de desarrollo de tecnología de punta".Jobim anunció además que las industrias aeronáuticas de Brasil y Chile colaborarán en otras áreas aparte de la de Defensa, tales como educación o tecnología. "Tenemos que vivir un nuevo momento porque Brasil se quedó de espaldas para América Latina por muchísimo tiempo. Ahora, empezamos un entendimiento con toda la regfión y necesitamos que el subcontinente tenga una posición muy clara en los encuentros internacionales, porque esa es nuestra fuerza", declaró.Ravinet, por su parte, habló de la importancia de la visita de Jobim, que "permite incentivar aún más la colaboración y trabajar en una industria común". El ministro chileno destacó que la firma del acuerdo para participar en la fabricación del nuevo avión de carga, supone "un modelo muy importante en el mundo", y destacó el hecho de seguir trabajando con la brasileña Embraer en la fabricación de partes y piezas.Ravinet añadió que, como parte de la compra por parte de Chile de aviones brasileños Súper Tucano, el país podría colaborar en el entrenamiento del personal brasileño de los futuros submarinos Scorpene, que Brasil construirá conFrancia y de los cuales Chile posee dos unidades.