contadores de visitas

martes, 26 de marzo de 2013

Medio centenar de militares españoles llegan a Malí el 13 de abril


foto europapress
25 de marzo de 2013. 18:14hEp. Bruselas.


Medio centenar de militares españoles del Ejército de Tierra llegarán el próximo 13 de abril a Malí para sumarse a la misión de la UE para entrenar y asesorar al Ejército maliense y ayudar a Bamako a garantizar el control de su propio país y su integridad territorial frente a grupos yihadistas como Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI)

y el Movimiento de Unidad para la Yihad en Africa Occidental (MUYAO)

y el grupo islamista tuareg Ansar Dine.

En concreto, el próximo 13 de abril llegará a la base de entrenamiento de la misión de la UE en Koulikoro, ubicada a unos 60 kilómetros al noreste de Bamako, la sección de 32 militares españoles comprometida para contribuir a la fuerza de protección de los instructores europeos de la misión y el Cuartel General Avanzado en Koulikoro, según han avanzado a Europa Press varias fuentes europeas.

Con los efectivos españoles para la fuerza de protección, viajarán otros 15 instructores militares españoles de Operaciones del Ejército de Tierra que contribuirán a la instrucción de soldados malienses en operaciones especiales, según han avanzado a Europa Press varias fuentes europeas.

La sección española para la fuerza de protección estará integrada por un Teniente del Ejército de Tierra español, tres suboficiales y 28 efectivos de tropa de la Legión de Viator (Almería), según han confirmado varias fuentes europeas consultadas.

Francia aportará para las otras tres secciones necesarias unos 96 efectivos, para completar la fuerza de protección necesaria en Koulikoró, donde en total se necesitan 120 efectivos para contribuir

a proteger la base de entrenamiento, el Cuartel Avanzado y garantizar la seguridad del material que entra y sale de la base, según han avanzado fuentes europeas.

España ya tiene sobre el terreno en Malí ocho efectivos, incluidos un Teniente Coronel y un comandante que llegaron con la avanzadilla de 70 efectivos el pasado 8 de febrero para comenzar a preparar el despliegue de la misión y como elemento de reconocimiento y enlace y otros seis oficiales españoles que llegaron el pasado 1 de marzo. Cinco de ellos están destinados en el Cuartel General de la misión en Bamako y el otro está ya en Koulikoro. España también cuenta con un efectivo de enlace para la misión en Bruselas.




DOS MISIONES CLAVE

La misión, lanzada por los Veintisiete el pasado 18 de febrero con mandato inicial de 15 meses y bautizada EUTM Malí, tiene dos pilares esenciales. En primer lugar, la misión contribuirá a la reestructuración del Ejército maliense bajo una autoridad civil y a asesorar al Estado Mayor en cuestiones que van desde el mando y control a logística, recursos humanos y respeto del Derecho Humanitario y los Derechos Humanos.

El segundo pilar de la misión es contribuir a formar a cuatro de los ocho batallones del Ejército maliense para ayudarle a largo plazo

a mantener el control y la integridad territorial de su país.

La misión espera comenzar las tareas de entrenamiento del primer batallón a partir del 2 de abril, según han confirmado fuentes europeas.

Los primeros instructores de la misión militar europea llegaron a Malí el pasado 20 de marzo, incluidos 34 militares franceses y un luxemburgués y ya se encuentran en Koulikoro.

Los dos helicópteros de evacuación médica necesarios para la misión que aporta Bélgica, con 18 efectivos para operarlos, tendrán base en el aeropuerto de Bamako, según ha confirmado la misión.

El hospital Role 2 que aporta Alemania también está operativo sobre el terreno con 43 efectivos de personal médicos, enfermeros y técnicos paramédicos, incluidos 34 efectivos alemanes, seis austriacos y tres húngaros.

La fuerza de protección necesaria para la misión y el apoyo personal médico necesario, incluidos los dos helicópteros de evacuación médica eran los últimos flecos pendientes de la misión para iniciar las tareas de entrenamiento sobre el terreno.

Los militares europeos tendrán derecho a la autodefensa en todo momento, pero no participarán en operaciones de combate junto a las fuerzas malienses y francesas.

La misión estará formada en total por unos 500 efectivos de más de una veintena de países, incluidos Francia, España, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Italia e Irlanda y, entre ellos, más de 200 instructores europeos y la fuerza de protección necesaria de 150 efectivos, los 120 necesarios para Koulikoró y los 30 militares paracaidistas checos para la fuerza de protección necesaria para el Cuartel General de la misión en Bamako. Los checos ya están protegiendo el cuartel de la misión en la capital maliense desde el pasado 17 de marzo, según han confirmado fuentes europeas.

La UE acordó acelerar el despliegue de su misión en Malí tras la intervención militar de Francia a petición de Bamako el pasado 11 de enero para frenar el avance de los grupos yihadistas a la capital.

Al margen de la misión de entrenamiento europea, varios Estados miembros siguen prestando apoyo de transporte logístico a la operación militar francesa, bautizada como Serval, incluida España, que aporta un avión de transporte Hércules 130 basado en Dakar (Senegal) y una dotación de hasta 54 militares.
http://www.larazon.es