contadores de visitas

sábado, 27 de abril de 2013

Cinco empresas de EEUU compran en Rusia 900 millones de balas


MOSCÚ, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cinco empresas privadas de EEUU han adquirido en Rusia 900 millones de balas, principalmente, del calibre 7,62mm para fusiles de asalto AK-47 y 9x19mm Parabellum para satisfacer el aumento de la demanda de munición en el mercado nacional, según informaron fuentes de la industria rusa de defensa al diario 'Izvestia'.

Tres de las compañías implicadas han sido identificadas como Intrac Arms International LLC y Wolf Performance Ammunition. Las primeras entregas, correspondientes a los contratos de 2012, se efectuaron a principios de este año, según la información recogida a su vez por la agencia oficial de noticias RIA Novosti.

Desde Rusia se ha asegurado que ninguna de las partidas irá destinada al consumo militar. "No suministramos nada al Ejército de EEUU ni a terceros países a través del Gobierno estadounidense. Tenemos papeles certificados por el Pentágono confirmando que es una compra destinada al mercado interno de EEUU", dijo un portavoz de la planta de cartuchos de Uliánovsk, situada en la zona del Volga.

"Hay gran demanda de municiones en EEUU. El Gobierno contrató miles de millones de cartuchos para el Ejército y otros cuerpos de seguridad federal y locales. De ahí, la escasez de material que algunas compañías privadas compensan con importaciones", explicó a RIA el editor del sitio web world.guns.ru, Maxim Popenker.

Algunos estadounidenses, según él, se aprovisionan de grandes cantidades de cartuchos por miedo de que el Gobierno restrinja el comercio de armas.

"Kalashnikov es una marca mundial y que se aprecia en EEUU, especialmente, para el calibre de 7,62mm. Estos fusiles se usan a cada rato en las películas. También los particulares los compran gustosamente", comentó el editor de la revista Arsenal Otechestva (Arsenal de la Patria), Víctor Murajovski.

Al mismo tiempo, el experto admitió que "a través de intermediarios privados las municiones caen a menudo en manos de fuerzas no gubernamentales o antigubernamentales, como ha ocurrido en Yugoslavia, Líbano, Libia y, estos días, en Siria".