contadores de visitas

sábado, 27 de abril de 2013

Tecnologías militares de punta ayudan a rescate por terremoto en China


El desarrollo reciente de tecnologías militares, incluido el sistema de navegación satelital y de vehículos aéreos no tripulados, ha ayudado a China a llevar a cabo esfuerzos de rescate y ayuda más eficientes tras el fuerte terremoto del sábado.

En el cuartel general de campaña del Comando del Area Militar (CAM) de Chengdu del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China establecido para el rescate y ayuda por el sismo, se han realizado muchos despliegues con base en las imágenes más recientes de las áreas afectadas tomadas por satélites, aviones teledirigidos y aeronaves de reconocimiento.

"A partir de estas imágenes de alta resolución tomadas desde el aire, podemos decir dónde hubo desprendimientos de tierra, qué carreteras están bloqueadas y qué partes resultaron más dañadas", dijo Zhou Xiaozhou, jefe del cuartel general de rescate del CAM de Chengdu.

Hasta las 06:00 horas de hoy, el terremoto de 7,0 grados en la escala de Richter había causado 193 muertes, 25 desapariciones y heridas a 12.211 personas.

Hasta el momento, los equipos de rescate y ayuda han respondido rápidamente sobre todo porque el país ha establecido una red de inteligencia aérea que cubre una gran área y recaba información precisa en una forma efectiva, agregó Zhou.

Poco después del terremoto, la Armada del EPL envió a sus aviones de teledetección desde la base en Sichuan para saber cuál era la situación en el distrito de Lushan, el epicentro del sismo y una región montañosa remota, indicó.

Mientras tanto, la Fuerza Aérea del EPL movilizó a sus helicópteros y aeronaves de reconocimiento para actualizar la información de la situación de las áreas afectadas y guiar el trabajo de rescate en tierra.

Para adquirir mayor información geográfica del área afectada y del daño causado por el desastre, el Buró de Defensa Nacional de Ciencia, Tecnología e Industria emprendió el sábado una misión espacial de emergencia para recabar datos a través de teledetección del área afectada usando cinco satélites que volaban sobre el área.

En el espacio aéreo inferior, las tropas de ayuda han usado aviones no tripulados para mapear sitios pequeños en la zona del sismo donde difícilmente pueden llegar las naves de reconocimiento.