contadores de visitas

sábado, 27 de abril de 2013

Decepción en el Ejército: los militares llevaban años pidiendo en vano los UAV que ha conseguido la Guardia Civil para vigilar el Estrecho


El 'Predator' es uno de los aviones no tripulados más punteros del mercado militar, una 'joya' para cualquier fuerza aérea. De ahí el 'chasco' que se han llevado en el Ejército del Aire al comprobar que la Guardia Civil dispondrá de ellos. Lo hará gracias a las gestiones del director de la Benemérita ante Bruselas.



Los 12 millones de euros que financiarán el proyecto ‘Closeye’ llegan por vía europea. Según ha sabido El Confidencial Digital, las gestiones con Bruselas han sido “largas pero al final exitosas”: laGuardia Civil tendrá a su disposición uno de los aparatos tecnológicamente más avanzados del mercado: el MQ1-Predator.

Según le cuentan a ECD fuentes de la Benemérita, el proyecto fue defendido por Arsenio Fernández de Mesa ante la Unión Europea, y finalmente ésta dio luz verde a la financiación de ‘Closeye’ por los beneficios que tendría para la lucha contra la inmigración ilegal y el tráfico de armas y estupefacientes en el suroeste europeo.

Otras fuentes militares explican que la llegada de estos UAV –sobre todo del ‘Predator’- supondrán un salto cualitativo en la vigilancia del Estrecho. Se trata, dicen, de la implantación en España de un modelo que ha creado la Guardia Costera de Estados Unidos, tras comprobar que la vigilancia con cámaras desde tierra no era del todo eficaz.

Un ‘deseo’ del Ejército del Aire

La llegada de un ‘Predator’ a la Guardia Civil ha sido seguida “con cierta envidia” por mandos del Ejército del Aire, tal y como cuentan algunos a ECD. El alto coste de este aparato –alrededor decinco millones de euros el paquete completo- lo hace inasumible para la fuerza aérea española, involucrada además en sus propios proyectos experimentales de UAV.

El aparato de la multinacional General Atomics –que firmó un convenio de colaboración con la Guardia Civil- es desde hace años una de las aspiraciones no conseguidas para el Ejército del Aire.

Actualmente, tan sólo Estados Unidos, Reino Unido, Turquía, Marruecos y recientementeEmiratos Árabes Unidos –aún no entregados- disponen de uno de estos modelos.