contadores de visitas

domingo, 14 de abril de 2013

Estados Unidos retira sus carros de combate de Alemania


J. Garulo jueves, 11 de abril de 2013



Los últimos carros de combate Abrams asignados al Ejército de Estados Unidos en Europa fueron trasladados a las instalaciones del Centro de Apoyo Logístico del Teatro Europeo (TLSC-E) del Mando de Apoyo al Teatro, en Kaiserslautern, el 18 de marzo. Desde allí fueron transportados por tren a Bremerhaven, cargados en un buque RO-RO, con destino final en Charleston, Carolina del Sur.



En la Segunda Guerra Mundial, carros de combate estadounidenses de la 5ª División Acorazada penetraron en Alemania en septiembre de 1944; desde entonces habían constituido el núcleo de fuerzas para la defensa de Europa Occidental frente a la amenaza soviética, primero, y luego rusa. El número de carros ha sufrido cambios en función de la situación europea y mundial: al finalizar la guerra, la mayoría de los carros Sherman fueron repatriados a Estados Unidos, pero durante la guerra de Corea se produjo un fuerte incremento del número de carros ante la presión soviética. En su momento, Estados Unidos desplegó 20 divisiones acorazadas con unos 6.000 carros de combate. Tras el cambio de situación con la caída del muro de Berlín y la desaparición de la amenaza rusa, medios acorazados estadounidenses estacionados en Alemania (el VII Cuerpo, clave en los combates terrestres en la liberación de Kuwait) fueron desplegados en el Golfo.



Según Andrew M. Morris, historiador del Ejército de Estados Unidos en Europa: "Desde 1944, ha habido carros de combate en Alemania y ahora no hay ninguno... Durante la mayor parte de este tiempo, el Ejército estadounidense fue un ejército basado en carros de combate. Esto marca el fin de una era, tanto para la historia de los carros de combate en Alemania como en el Ejército estadounidense... Es un gran cambio en orientación, de ser una fuerza pesada orientada a la defensa de Europa Occidental a ser una fuerza expedicionaria capaz de desplegar en cualquier lugar."

"Transportar estos 22 últimos carros de combate simboliza un cambio en la metodología de la guerra," arirmó Ingrid Boger, oficial de relaciones públicas del TLSC-E. "Es el fin de la larga historia y tradición de disponner de carros de combate en Alemania."

El último carro en ser cargado en el buque de transporte fue el denominado "Casa Loca", lo que significó, según Morris, el fin una época en Alemania.