contadores de visitas

martes, 2 de abril de 2013

Rusia se defenderá con tropas robotizadas

Foto: Flickr.com



Los robots se convertirán en armamento de nueva generación en Rusia. Los militares y la industria de Defensa de Rusia determinaron las prioridades del desarrollo de armamento y material bélico en perspectiva. Se prevé crear sistemas de combate robotizados al máximo en los que los seres humanos cumplirán sólo misiones de control.




Método de reducir las bajas

Las perspectivas de la robotización del Ejército ruso volvieron a centrar la atención en la reunión del Consejo Público de la Comisión Militar Industrial subordinada al Gobierno de Rusia dedicada a las direcciones de trabajo del Fondo de Investigaciones de Perspectiva recién creado. Se propone robotizar el Ejército para aumentar la eficacia de las misiones de combate y reducir las bajas, al mismo tiempo.

Los robots de tipo distinto se emplean con más frecuencia en los Ejércitos de varios países desde hace mucho. Los aviones y vehículos, buques y submarinos no tripulados empiezan a cumplir cada vez más misiones que anteriormente realizaban los seres humanos.

La cantidad de este tipo de equipos creció hasta que se adquirió la calidad requerida a finales del siglo XX y a principios del siglo XXI. Los robots terrestres, aéreos y marítimos desempeñan cada vez un papel más importante en los teatros de operaciones.

Los aviones no tripulados se emplean para cumplir misiones de reconocimiento, detectar los blancos, dirigir misiles dirigidos. Varios aparatos de este tipo son capaces de batir blancos también. Los robots terrestres se emplean para limpiar campos de minas, destruir vallas. Muchos de ellos son armados y pueden emplearse para participar en misiones de combate en las condiciones de alto riesgo, por ejemplo, en las ciudades.

Además, los robots empiezan a emplearse en la retaguardia. Así las cosas, la empresa Oshkosh Truck desarrolla camiones “no tripulados”, mientras que Boston Dynamics creó a un robot capaz de portar hasta setenta y cinco kilogramos de peso que se parece a un gran perro, el llamado Big Dog.

La versión rusa

El informe presentado en la reunión del Consejo Público de la Comisión Militar Industrial subordinada al Gobierno de Rusia propone desarrollar varios tipos de robots de destino militar, desde aviones no tripulados de reconocimiento de largo alcance hasta los submarinos no tripulados y exoesqueletos robóticos que permiten incrementar considerablemente las capacidades físicas del ser humano.

Mención aparte merecen los planes de desarrollar lanchas robotizadas para la Marina de Guerra rusa anunciados hace poco por el director adjunto de la Corporación Unificada de Construcciones Navales de Rusia, Igor Zajárov. Tales aparatos se incorporan en los arsenales de las Armadas de muchos países. Las lanchas robotizadas son muy eficaces para cumplir una amplia gama de misiones en la zona costera, en particular, encargarse de la defensa contra minas, realizar operaciones de reconocimiento y de sabotaje. Tales lanchas pueden ser dotadas con un equipo especial para destruir la infraestructura del enemigo, las redes de comunicación y cumplir otras misiones. 

Dotados con robots submarinos, tales buques pueden ser insustituibles para cumplir misiones de reconocimiento en los teatros de operaciones en la zona costera en los mares y océanos del mundo. Según Igor Zajárov, para conocer los equipos más avanzados en este ámbito la Corporación Unificada de Construcciones Navales de Rusia planea adquirir una lancha robotizada y un robot submarino a una empresa francesa. Posteriormente, la corporación rusa prevé desarrollar su propio equipo de este tipo.

Es necesario evitar la euforia

A pesar de un crecimiento rápido de su potencial, los robots no son capaces todavía de hacer todo lo que hacen los soldados o aparatos tripulados. El problema principal sigue siendo los relacionados con la óptica. Ningún sistema óptico-electrónico no se comparará con el sistema “cérebro humano-ojo humano”. Otro problema consiste en la ausencia de un intelecto artificial capaz de reaccionar de manera operativa a la situación que cambia constantemente. Esto obliga a emplear los aparatos dirigidos a distancia, en vez de los completamente autónomos.

La creación de varios tipos de aparatos aéreos, terrestres y submarinosdirigidos a distancia o autónomos, así como de exoesqueletos robóticos que aumentarán la eficacia de los sistemas de armamento existente y desarrollado en perspectiva permitirá reducir las bajas, lo que es especialmente importante.

Al desarrollar los robots, es necesario evitar la euforia cuando se cifran esperanzas demasiado grandes en el equipo robotizado, se puede reducir la eficacia del programa en caso de tratar de realizar proyectos irrealizables. 

ek/rl