contadores de visitas

miércoles, 22 de mayo de 2013

China quiere ser líder mundial en producción de drones




De reciente publicación son las fotografías del Lijian, prototipo del nuevo y sigiloso aparato aéreo de choque no tripulado de China. Este tiene una serie de rasgos comunes con el promisorio X-47, de EEUU.


Esto revelaría que, por la envergadura de los programas en materia de aviación no tripulada, China puede compararse ya con EEUU, considera Vasili Kashin, experto del Centro de análisis de estrategias y de tecnologías.

Sabido es que, a la par con el Lijian, se encuentra en fase de pruebas de modelo experimental otro avión no tripulado sumamente dispendioso, el Syanlun, el que sería un modelo análogo del Global Hawk, de EEUU, un aparato no tripulado espía estratégico. EEUU es el único país que lleva a cabo, simultáneamente, programas de tal envergadura en la esfera de la aviación no tripulada. Rusia marcha a la zaga, aunque ya hace algunos años que se viene trabajando en proyectos de drones de combate pesados, por ejemplo, los proyectos Skat y Proriv, ninguno de ellos ha salido hasta ahora de la fase de diseño. Solo a mediados de década se puede esperar el surgimiento de un aparato no tripulado de choque.

Sabido es también que en China se llevan a cabo, paralelamente, decenas de proyectos a la vez de nuevos drones. En noviembre de 2012, en el Salón Aéreo de Zhuhai fueron presentadas varias decenas de proyectos de aviones no tripulados de todos los tipos y dimensiones. Fueron también exhibidos modelos especializados de armas de alta precisión para drones, por ejemplo, bombas corregidas de bajo tamaño y de un poco más de veinte kilos. Los chinos habían asimilado mucho antes la producción de un análogo propio del aparato no tripulado israelí de choque Nagru, suministrado por Tel Aviv a China en 1990. Los chinos producen hoy en día un modelo perfeccionado dedrones similares. El Nagru patrulla el campo de combate, detecta por si solo las señales de los radares de los sistemas antiaéreos, contra los que se lanza explotando en el acto.

China diseñó ya el Pterodactyl, un dron táctico espía de choque, de la clase de los MALE (de media altura y de prolongada duración de vuelo). Durante la operación de arresto del narcobarón de Birmania, Nor Kjama, culpable del asesinato de marineros chinos en 2011, las autoridades de Pekín examinaron la variante de su eliminación con un ataque de avión no tripulado, copiando la última moda estadounidense.

En China, aparte del ejército, otras instituciones de fuerza del país tienen programas propios de compra de aparatos aéreos no tripulados, por ejemplo, la policía popular armada, el servicio de monitoreo naval de la Dirección estatal oceanográfica de China, la inspección pesquera, el servicio de bomberos y otros.

Como en el caso con otros programas ambiciosos chinos en la esfera de armamentos, de momento no podemos estar seguros que sus proyectos se ajusten plenamente a la base productiva y científica de diseño. En un aparato aéreo no tripulado, los componentes de aviación propiamente, tales como el planeador y los motores desempeñan un papel secundario. Las posibilidades del aparato dependen, sobre todo, de las posibilidades del canal de comunicación con el operador instalado en él y, en segundo lugar, de la calidad de sus medios de espionaje y de observación existentes. Ahora bien, las deficiencias del canal de comunicación o de la calidad del cuadro pueden reducir a cero todas las otras posibilidades del dron.

Hoy sabemos que China es capaz de producir, con una calidad relativamente elevada, aparatos no tripulados tácticos de reconocimiento. Tal seguridad no existe con respecto a los proyectos chinos de aparatos no tripulados de choque, así como de los aparatos no tripulados espías estratégicos. El empleo de los drones norteamericanos se basa en una poderosa infraestructura, que incluye la red de satélites de telecomunicaciones. La dirección a través de estos satélites ayuda al operador, que está sentado en una base de la parte continental de EEUU, controlar un aparato de choque en un lugar de Afganistán. En lo que respecta a China, es evidente que planea el empleo de los no tripulados tanto para acciones en regiones periféricas de difícil acceso en Sintzyan y del Tíbet, como para el reconocimiento en los mares en litigio.

sb/as/er