contadores de visitas

miércoles, 22 de mayo de 2013

Israel advierte a Assad: No arrastre el Golán al conflicto sirio



El jefe del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal), general Beny Gantz, advirtió al presidente sirio, Bashar al Assad, de que no arrastre la meseta del Golán a la guerra civil en Siria porque de lo contrario "él pagará el precio".

"Assad alienta la actividad contra Israel en la meseta del Golán. No permitiremos que el Golán se convierta en una excusa (...) Si causa un deterioro en el Golán será él quien pague el precio", dijo Gantz en una conferencia sobre Seguridad Nacional en la Universidad de Haifa.


El jefe militar habló horas después de visitar una zona de la meseta, que la pasada madrugada fue escenario de un nuevo choque armado entre ambos países, el tercero de la última semana.

Gantz confirmó que una patrulla israelí fue blanco de disparos procedentes del otro lado de la frontera y que el Ejército de Defensa de Israel respondió con un misil hacia el lugar del que provenía el ataque.


Desde Damasco el Ejército sirio aseguró que sus fuerzas habían disparado y destruido un vehículo militar israelí que había atravesado la línea divisoria de seguridad en los altos del Golán, según un comunicado difundido porla agencia de noticias oficial Sana.


"La patrulla estaba claramente junto a la valla de seguridad, no entró en el territorio sirio, esas son tonterías", afirmó Gantz sobre laacusación de Damasco.


Por su parte, el capitán Roni Kaplan, portavoz militar para medios hispanos, indicó que "el vehículo sufrió únicamente daños leves".

En los últimos meses numerosos proyectiles erráticos del conflicto sirio han caído en los altos del Golán, pero hasta ahora el gobierno de Damasco nunca había asumido la responsabilidad.

El diario "Yediot Aharonot" señala que el Ejército de Defensa de Israel, que no siempre responde a ese tipo de sucesos, lanzó un misil Tamuz contra un posición siria al entender que el hecho de que los disparos partieran del mismo punto aproximadamente a la misma hora en las tres últimas noches indicaba una voluntad.

A principios de mayo el ministro de Información sirio, Omran al- Zoubi, anunció que su país usaría "todos los medios" para responder a dos bombardeos aéreos contra instalaciones militares y científicas en las inmediaciones de Damasco que su gobierno, y fuentes occidentales, atribuyeron a Israel.

Israel no confirmó ni desmintió los ataques, supuestamente lanzados contra un envío de misiles de avanzada precisión al grupo terrorista libanés pro-iraní Hezbollah, aliados de al Asad y cuyos combatientes luchan en uno de los frentes de la guerra civil siria más próximos a la meseta del Golán. EFE y Aurora