contadores de visitas

martes, 21 de mayo de 2013

Irán Desvela un Nuevo Sistema de Defensa Antiaérea



El ministro de Defensa iraní, general Ahmad Vahidi, ha anunciado la creación de un nuevo sistema de defensa antiaérea bautizado con el nombre de Herz-9 y señaló que “las baterías de misiles Herz-9 han sido enteramente diseñadas por los técnicos e ingenieros de la industria de defensa iraní”, según el canl iraní por satelite Al Alam. Él indicó que “se trata de un sistema capaz de interceptar, a través de radares inteligentes, objetivos situados a una baja altitud. Él tiene la ventaja de estar dotado de una gran mobilidad y una maniobrabilidad nocturna, y puede ser conectado con un sistema nacional de defensa antiaérea.” Elñ general Vahidi añadió que el Herz-9 puede ser activado en pocos minutos. “Nuestros progresos logrados en el campo de los misiles balísicos, los misiles de alcance medio y de largo alcance, los misiles de crucero y la defensa antiaérea son el fruto del trabajo de nuestros técnicos, que suscita la admiración del mundo, ya que tiene lugar en un contexto de sanciones occidentales cada vez más duras,” añadió. “Francia mantiene una política neocolonialista” Por otro lado, el general Vahidi comentó las últimas declaraciones del ministro de Defensa francés, que pidió el reforzamiento de las sanciones contra Teherán, calificándolas de confesión del fracaso de las sanciones occidentales contra Irán, dijo el sitio de información iraní Mehrnews. “Estas declaraciones recuerdan los tiempos del viejo colonialismo, que persiste todavía en las mentes de los dirigentes franceses. Es lamentable que en este país, que conoció una gran revolución como la Revolución Francesa, sus herederos practiquen una política colonialista. Sus declaraciones son, sin embargo, una confesión de la ineficacia de las sanciones contra Irán, de ahí su voluntad de intentar reforzarlas,” señaló. Vahidi denunció también la injerencia de Francia en todo el mundo y su apoyo a los grupos terroristas en Siria así como su intervención en guerras devastadoras en África y Oriente Medio, lo cual significa, todo ello, un retorno a sus antiguas prácticas colonialistas. Él indicó que “si una parte de las sanciones impuestas contra Irán hubieran sido impuestas contra Francia, la gente allí no tendría que comer, porque Francia, a pesar de sus relaciones económicas con el mundo, se enfrenta en la actualidad a una grave crisis financiera y económica que pone en riesgo a los actuales responsables. Por supuesto, esto pone de manifiesto, una vez más, la consciencia y la grandeza del pueblo iraní frente a las fuertes presiones de las potencias hegemónicas”. Él concluyó diciendo: “el gran pueblo iraní, a pesar de las presiones y amenazas de los enemigos, no renunciará jamas a sus derechos legítimos y a su fidelidad y adhesión a los principios y objetivos de la Revolución Islámica.”