contadores de visitas

sábado, 4 de mayo de 2013

Vietnam adquiere aviones norteamericanos



Un vocero de la estadounidense Lockheed Martin, fabricante de aviones de combate, declaró al Grupo Informativo Janes que la Marina de Vietnam cursará próximamente un requerimiento oficial para la adquisición de seis patrulleros R-3C Orion.


Tal como se supone, originariamente los aviones serán suministrados sin armamento, pero, posteriormente, a medida de que progresen las relaciones entre Vietnam y EEUU, los aviones serán completamente equipados con armamento. Se venderán a Vietnam aviones R-3C con que cuenta la aviación estadounidense, los cuales después de ser modernizados podrán prestar servicios aún veinte años.


Vietnam no tiene opción real de proveedores potenciales de aviones patrulleros, que son un medio importante de espionaje marítimo y de lucha contra submarinos. Hace mucho ya que Rusia dejó de fabricar sus aviones Il-38 y Tu-142, y actualmente se ocupa solo de la modernización del parque existente. El parque de estos aviones no es muy grande y por eso su exportación no es conveniente. Europa actualmente tampoco fabrica patrulleros. EEUU, por el contrario, ha desplegado un programa de producción de aviones patrulleros P-8 Poseidon. Como resultado el P-3C Orion, que aún no ha agotado sus recursos, espera ser dado de baja.


A pesar de que pronto será sustituido, el P-3C sigue siendo un avión antisubmarino poderoso y eficaz. Su suministro con armamento completo a Vietnam puede motivar una seria preocupación del mando de la flota china. Estos aviones también pueden representar una amenaza para el componente marítimo de las fuerzas nucleares estratégicas de China.


En la isla de Hainan, en el sur de China, se encuentra actualmente la base principal de submarinos portamisiles atómicos chinos Yulin, que es una enorme construcción, cuyo valor se estima en miles de millones de dólares, con refugios subterráneos para submarinos, depósitos, arsenales y un complicado sistema de protección. Allí deberán emplazarse los submarinos proyecto 094 Jin con misiles balísticos, y en el futuro los submarinos mejorados proyecto 096 Tan. Se tiene previsto que el mar de China Meridional será la región principal de patrullaje para los submarinos atómicos chinos. De ahí que cualquier actividad de espionaje de las flotas de EEUU y de sus aliados provoque una reacción extremadamente nerviosa de China. Esto, en el pasado, más de una vez condujo a peligrosos incidentes.


Suele considerarse que por ahora los submarinos chinos van a la zaga de los submarinos de Rusia y de países de Occidente en lo concerniente a las tecnologías de disminución de ruidos. El R-3C es considerado un medio de combate eficaz y peligroso contra los submarinos soviéticos y rusos, o sea que para los chinos será aún más peligroso. Despegarán de las bases vietnamitas más cercanas y durante largo tiempo podrán monitorear las supuestas zonas de patrullaje de submarinos chinos. Esto se parece en parte a la situación que en su tiempo involucró a submarinos soviéticos y aviones R-3C en bases noruegas.


China deberá tomar medidas especiales para garantizar la seguridad de la zona de patrullaje de sus submarinos. Sorprendentemente, para ello podrá resultar provechoso el primer portaaviones chino Liaoning. Aunque en realidad se trata de un buque experimental, no obstante puede cerrar una región considerable del mar de China Meridional para los vuelos de los aviones vietnamitas R-3C. Lo interesante del caso es que el primer crucero portaviones soviético Almirante Kuznetsov, construido según el mismo proyecto que el Liaoning, también estaba destinado a la solución de esta misma tarea. Debía proteger ante los ataques la región de patrullaje de los submarinos atómicos y hacer frente al primer ataque enemigo, para dar el tiempo necesario al gobierno del país a efectos de impartir la orden sobre el ataque nuclear contra EEUU.


Fuente: http://spanish.ruvr.ru

Publicado por Junior G. Coronado en 12:06