contadores de visitas

miércoles, 15 de mayo de 2013

RUSIA RECHAZA LA CREACIÓN DE UN “PASILLO AÉREO” EN SIRIA

Rusia se opone a las iniciativas destinadas a la creación de una zona de exclusión aérea sobre Siria, como ha afirmado el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Gennady Gatilov. “Lamentablemente, estas ideas destructivas siguen apareciendo de vez en cuando, pero nadie se ha tomado jamás la molestia de pensar en sus consecuencias”, precisó el vicecanciller. Cabe mencionar que el pasado 19 de marzo, el comandante Supremo Aliado de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Europa, James Stavridis, dijo que los estados miembros de la Alianza Atlántica han estado debatiendo la imposición de una zona de exclusión aérea sobre Siria, así como el envío de un suministro de apoyo a los grupos armados, todo ello según ‘The Washington Post’. 

Refiriéndose al próximo viaje del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, a Rusia, del 16 a 19 de mayo, el titular ruso ha hecho hincapié en que volverá a reiterar la posición de Moscú respecto al país árabe al secretario general de la ONU, el cual entiende que todas las decisiones deberían ser adoptadas exclusivamente por los países miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Según el funcionario ruso, como la situación de Libia ha demostrado, las resoluciones del Consejo de Seguridad pueden ser interpretadas arbitrariamente y alteradas para servir a ciertos intereses políticos. Además de reiterar su oposición a que el pueblo sirio pase por la misma situación que el pueblo libio en 2011, Gatilov ha señalado que “todos recordamos que el embargo de armas impuesto a Libia fue utilizado por muchos países para suministrar armas a una de las partes en el conflicto y la zona de exclusión aérea, que fue creada para proteger a la población civil, se convirtió en un instrumento para desmantelar la infraestructura del país”. Asimismo, ha advertido que, teniendo en cuenta la actual situación en Libia, se deben tratar con cuidado todas las propuestas que se planteen sobre esta cuestión. Rusia, al contrario que los países occidentales, que se aprovechan de la situación en Siria e intervienen en los asuntos internos del país árabe, intenta solucionar el caso sirio por medio de vías políticas y diplomáticas. Damasco, además de tener que hacer frente a los terroristas, sufre la injerencia de algunos países occidentales y regionales, quienes, a través de un apoyo financiero, armamentístico y logístico, buscan propiciar el terreno para derrocar al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Assad. About these ads