contadores de visitas

domingo, 21 de agosto de 2011

Caza ruso de quinta generación T-50 suspende despegue por fallo en motor

Zhukovski (Rusia), 21 de agosto, RIA Novosti.



El caza ruso de quinta generación T-50 suspendió hoy el despegue durante el vuelo demostrativo en el Salón Aeroespacial Internacional MAKS 2011 debido a un fallo técnico en el motor derecho, informó hoy el portavoz de la corporación aeronáutica rusa OAK, diseñadora del avión.

“Tras el arranque se produjo un fallo en el motor derecho”, dijo el portavoz al agregar que el piloto probador decidió suspender el despegue al alcanzar el avión la velocidad de 100 kilómetros por hora.

El portavoz señaló que durante la revisión exterior del avión no se han revelado deterioros en el fuselaje ni motores del avión, asimismo agregó que los registradores del vuelo permitirán precisar las causas del incidente.

El nuevo caza ruso de quinta generación T-50 suspendió el despegue y aterrizó con un paracaídas de frenado durante un vuelo demostrativo en el Salón Aeroespacial Internacional MAKS 2011.

Los vuelos del T-50 fue el mayor acontecimiento de MAKS 2011 que se desarrolla del 16 al 21 de agosto en el aeródromo de Ciudad Zhukovski, en las afueras de Moscú. El principal objetivo de la muestra que reúne más de 240 aeronaves, entre ellas, 91 en el programa de vuelos de exhibición, es enseñar las altas tecnologías de Rusia con vistas a proyectos conjuntos con empresas extranjeras.

El T-50 es un caza pesado con peso de despegue superior a 30 toneladas y dimensiones medias (aproximadamente como el Su-27). En su diseño se utiliza la tecnología de baja detección o stealth.

Comparado con los cazas de la generación anterior, el T-50 tiene muchas características únicas y conjuga funciones de un avión de ataque y de un caza.

Es un caza todo tiempo diseñado para vuelos supersónicos prolongados. Va equipado con un sistema de navegación moderno y un eficaz sistema automático de defensa.