contadores de visitas

lunes, 8 de abril de 2013

Putin: "El conflicto en Corea del Norte podría ser peor que Chernóbil"

RTVE.es / AGENCIAS 08.04.2013 - 11:43h

La escalada verbal de Corea del Norte cada vez encuentra más eco en la escena internacional. El presidente ruso, Vladímir Putin, ha advertido de que un conflicto entre las dos Coreas sería peor que la catástrofe nuclear de Chernóbil, mientras el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon ha señalado que no puede continuar la provocación de Pyongyang.

"No ocultaré que estamos preocupados por la escalada en la península de Corea porque somos vecinos", ha afirmado Putin, en una conferencia de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel, en la feria industrial de Hannover. "Y si algo ocurre, Dios no lo quiera, Chernóbil podría parecer un cuento de niños. ¿Existe una amenaza o no? Insto a todos a calmarse y a resolver los problemas que se han acumulado durante muchos años en la mesa de negociaciones", ha añadido.

Putin también ha elogiado la decisión de EE.UU. de posponer una prueba de misiles planeada como una forma de intentar relajar las tensiones.

"Creo que todos deberíamos agradecer a los dirigentes de EE.UU. este paso. Espero que se den cuenta nuestros socios norcoreanos, que se lleguen a ciertas conclusiones y que todo el mundo se calme y comience el trabajo conjunto para mejorar la situación", ha explicado el presidente ruso.
La ONU no acepta más desafíos

Ban Ki-moon, de visita en la Haya, también ha advertido a Pyongyang en contra de realizar un nuevo test nuclear, algo que sería visto como una medida provocativa y unaviolación de la resolución 2094 del Consejo de Seguridad de la ONU.

"La República de Corea del Norte no puede continuar así, enfrentándose y desafiando la autoridad del Consejo de Seguridad y de toda la comunidad internacional", ha señalado el secretario de la ONU, que ha dicho estar informado sobre la posible preparación de un ensayo nuclear pero no dio información específica.

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur ha descartado esta mañana que el movimiento de vehículos y personal detectado cerca de la base nuclear de Punggye-ri, en el noreste de Corea del Norte, implique un próximo ensayo atómico, en un intento de frenar las especulaciones sobre esta posibilidad.

Según las recientes imágenes tomadas por satélite, "los vehículos y el personal cerca del túnel sur en la base de Punggye-ri han mostrado movimientos, pero éstos son vistos como actividades normales", ha aclarado el portavoz de Defensa, Kim Min-seok. En todo caso "la situación sigue siendo la misma", ha sentenciado el portavoz, quien ha explciado que "si Corea del Norte toma la decisión, puede realizar una prueba nuclear en cualquier momento".
Seúl descarta un ensayo nuclear inminente

Esta mañana el periódico surcoreano Joongang Daily citó a una fuente sin identificar del Gobierno de Seúl al asegurar que unas recientes imágenes de satélite muestran en Punggye-ri la misma actividad que días antes de la última prueba nuclear del 12 de febrero, lo que indicaría que el Norte va a detonar otro dispositivo en los próximos días.

Horas después el ministro de Unificación surcoreano, Ryoo Kihl-jae, expresó que es "muy probable" que Corea del Norte realice un próximo test nuclear y argumentó sin ofrecer más detalles que "existen indicios", lo que ha llevado a parte de los medios y la opinión pública a dar por buena la información de Joongang.

El último movimiento de Pyongyang que puso en alerta a Corea del Sur fue el traslado a la costa este de un misil Musudan de medio alcance, a lo que Seúl respondió con el despliegue de dos sistemas antimisiles.

Pyongyang ha intensificado recientementemente las advertencias, declarando el estado de guerra con Seúl, además de amenazar con un ataque a objetivos estadounidenses ybloqueando el acceso a una fábrica fronteriza gestionada de forma conjunta con Corea del Sur.

Corea del Norte realizó el pasado 12 de febrero su última prueba nuclear -la tercera y la más potente tras las de 2006 y 2009- que a principios de marzo le reportó nuevas sanciones económicas y comerciales de la ONU.

Pyongyang emprendió entonces una dura campaña de amenazas hacia Seúl y Washington que ha mantenido hasta hoy una elevada tensión en la región, y también ha mostrado ciertos movimientos interpretados por expertos y los servicios de inteligencia como indicios de una próxima prueba de misiles.

Los analistas consideran altamente probable que el país comunista realice una prueba de misiles e incluso nuclear en torno al 15 de abril, día en que el país celebra el aniversario del nacimiento de su fundador, Kim Il-sung.