contadores de visitas

domingo, 2 de junio de 2013

Mali solicita a Rusia helicópteros y vehículos blindados


Helicóptero Mi-35 . Fuente: ITAR-TASS


Fuentes en Rosoboronexport han informado de que el gobierno de Mali ha enviado una solicitud a la empresa rusa para el abastecimiento de material imprescindible para su ejército, que junto con los militares franceses y otros países africanos, se encuentra en guerra contra los comandos islamistas del norte del país.

Según la fuente, el pedido incluye helicópteros Mi-35 y Mi-17, aviones militares y de transporte, vehículos blindados del modelo BTR-80 y radares PVO, además de un suministro de armas ligeras y municiones.

También han recibido solicitudes de reparaciones y piezas de repuesto para los antiguos equipos soviéticos, como los tanques Т-55 y PT-76 o los vehículos blindados BRDM-2, pero la capacidad actual de Rusia para reformar este tipo de equipos es limitada.

“Es probable que la parte francesa no se oponga al rearme del ejército de Mali con armamento ruso”, opina nuestra fuente en Rosoboronexport, ya que “el ejército de Mali, que cuenta unas tropas terrestres de cerca de 7.000 personas y otras 400 personas en las fuerzas aéreas, está más acostumbrado a estos equipos”.

Los países africanos vecinos, miembros de la organización regional CEDEAO, y Chad no han enviado ninguna solicitud de suministro de armamento para sus contingentes activos en Mali, aclaró el interlocutor de Védomosti.

Por otro lado, según una fuente del Ministerio de Defensa ruso, los aviones de transporte militar AN-124 y 224, de las divisiones aéreas del citado ministerio y de la aerolínea Volga-Dnepr, llevaron a cabo más de 20 vuelos al inicio de las operaciones francesas en Mali para transportar carga militar del ejército francés.


También se ha sabido que, de momento, los An-124 de las compañías rusas no están volando a Mali, pero podrían reanudar sus vuelos en mayo para garantizar la retirada de las tropas francesas.

Anteriormente, Rosoboronexport, a través de la empresa Izhmash S.A., concertó con el Ministerio de Defensa y Veteranos de la República de Mali un contrato para el suministro de cerca de 3.000 Kaláshnikov modernizados de 7,62 mm, según informa a la agencia Interfax una fuente del complejo industrial militar.

Según sus palabras, el contrato, que se cerró en septiembre de 2012, incluía un pedido de cerca de 3.000 fusiles automáticos por un valor de más de 1 millón de dólares.