contadores de visitas

lunes, 6 de junio de 2011

Llegarán aviones chinos a Bolivia para lucha antidroga



LA PAZ, 1 jun (Xinhua) -- Bolivia se equipa para resguardar sus fronteras y enfrentar el narcotráfico con la adquisición de seis aviones de fabricación china que llegarán en agosto próximo, anunció hoy la Fuerza Aérea Boliviana (FAB).

El comandante general de la FAB, general Tito Gandarillas, dijo que se trata de aviones modernos K-8 con tecnología adecuada a las necesidades de Bolivia.

"Vamos hacer la recepción técnica en China de seis aeronaves K-8 de última generación. Para la primera semana de agosto estas aeronaves llegarán a Cochabamba (centro-oeste), donde se está construyendo una nueva infraestructura", indicó.
También está llegando al país un simulador de vuelo de última generación que será sostenible al menos 15 años, informó Gandarillas en contacto con la Xinhua.
El comandante general de la FAB aseguró que estas aeronaves y equipos servirán principalmente para la lucha contra el narcotráfico y el control y observación del contrabando, con base en Cochabamba, de donde se desplazarán a todos los puntos del país para realizar las operaciones.
De igual forma señaló que 12 pilotos se están formando y capacitando en China, donde realizan cursos de vuelos en los aviones de nueva generación que tienen bastante velocidad.
Según Gandarillas, de manera simultánea comenzará a funcionar una escuela para la formación de pilotos en el manejo de helicópteros, cuya base está ubicada en la población de Chimoré, en el trópico del departamento de Cochabamba.
Para el funcionamiento de esta escuela está en proceso la adquisición de dos helicópteros de entrenamiento.
Esta compra, que asciende a una inversión de 57,8 millones de dólares, ya fue ratificada, con el respaldo del gabinete ministerial del presidente boliviano Evo Morales, a través de un Decreto Supremo promulgado hace dos semanas.
Los aviones son de última generación a reacción, semiempleo y supersónicos, dijo a periodistas el comandante de la FAB.
En Bolivia se están construyendo los ambientes adecuados para las aeronaves chinas y se está fortaleciendo la unidad del Grupo Aéreo de Caza.
El gobierno boliviano ha negociado condiciones financieras especiales con China para facilitar la compra de los aeroplanos de ataque ligero.
Venezuela, país amigo de Bolivia, compró 18 nuevos aviones de entrenamiento de combate chinos K-8, con lo cual esquivó el embargo a la compra de armamento impuesto por Estados Unidos.
Bolivia decidió la compra de los cazas K-8, después de que Estados Unidos prohibió a la República Checa la venta de aviones a Bolivia, porque el modelo checo elegido, L-159, tenía tecnología estadounidense.
Los K-8 fortalecerán a la vieja flotilla de naves T-33 que fueron reacondicionadas y que serán destinados principalmente a la lucha contra el narcotráfico.diariodominicano
Miércoles 1 de Junio de 2011