contadores de visitas

lunes, 20 de mayo de 2013

"Armar a los rebeldes es un peligro ¿quién los controla? No hay alternativa a Assad" Leer más: Las mejores imágenes del 9 de mayo de 2013 http://www.teinteresa.es/mundo/mejores-imagenes-mayo_5_916158380.html?itemId=0#WaQ1YkxXEhMp755X Aprovecha tus Contenidos: http://www.intentshare.com





ÚLTIMA HORA


La sangre no deja de correr por las calles de Siria. Más de 80.000 muertos desde que arrancó la guerra y todavía no hay una solución. Barah Mikaïl es investigador senior de FRIDE y está especializado en Oriente Medio y el Norte de África, cubriendo temas como las políticas de la UE y EE UU, y cuestiones políticas, económicas y de seguridad. Ha querido responder para Teinteresa las principales preocupaciones de la sociedad siria y da algunas pautas para saber cómo está realmente la situación de un país que no ve el fin de la violencia.

¿Qué supone el anuncio de Obama de querer reunir por primera vez a miembros del régimen y la oposición?

Tenemos una crisis interna de los oponentes sirios. Lo que debemos entender es que los opontentes no creen que los americanos y los rusos vayan a llegar a un acuerdo. Las cosas pueden cambiar pero no quieren permitir a los rusos que el futuro de Siria depende de ellos. Los rebeldes quieren una promesa de los rusos y los americanos en cuanto al futuro de Al Asad.

Los rusos consideran que los sirios tienen que hablar y discutir en su propio país. Los oponentes pueden cambiar de posicion en cualquier momento pero hasta la fecha no hay nada. Pero el mayor problema que tienen los rebeldes es la falta de liderazgo. En breve veremos si hay un nuevo lider de los oponentes sirios, pero eso no significa que sea lo suficientemente fuerte como para representar una alternativa a Al Asad.

¿Cómo están ahora mismo las fuerzas armadas?

El poder sirio es el más fuerte y no hay equilibrio entre las dos fuerzas. La estructura política siria es muy fuerte y por lo tanto Asad es fuerte. El ejército está bajo su control y tiene la mayoria del pais.

Además de no haber un líder carismático en en bando rebelde, tampoco hay una buena relación entre la oposición política ni en las fuerzas armadas. Las fuerzas armadas no quieren tener relación con los oponentes políticos. La ausencia entre las fuerzas armadas y las políticas genera más problemas, en definitiva, no hay alternativa a Asad.

¿Cómo se puede comprobar que el régimen ha utilizado armas químicas?

El poder sirio seguro que tiene armas químicas pero no es lógico que ese régimen las use. Obama ha dicho que si hay uso de armas químicas se cruza la linea roja pero estoy seguro que el régimen puede usarlas pero no se han usado. Hay que destacar que no sólo las pueden usar los leales a Asad si no también los rebeldes pero no veo como han podido acceder a estas armas. Los turcos también creen que se han usado armas químicas pero este régimen aún tiene métodos brutales y no tiene interés en recurrir a las armas quimicas.

¿La influencia de Hizbulá o Al Nusra puede hacer de este conflicto una guerra terrorista?

La mayoría de los rebeldes sirios quieren un cambio. Hay que decir que no toda la oposición es yihadista. En Siria ha pasado lo mismo que ocurrió en Irak. Estos grupos intentan aprovechar la situación de caos y entrar con sus propias agendas en el país. También hay una parte islámica que quiere un cambio como ha pasado en Túnez, un estado islámico.

¿Hay que armar o no a los rebeldes y cómo se puede controlar?

Es muy peligroso armar a los rebeldes ya que no tienen un líder y además ¿quién los controla? Hay que apoyar a los siros del interior de Siria con medidas pacíficas. El resultado de armar a las fuerzas armadas suponen 80.000 muertos. La solución es política.

¿Se sentará Asad a negociar?

Hace dos años se decía que Asad iba a caer y a día de hoy está en Siria. Hay algo fundamental en este conflicto y es que Asad es el hombre fuerte de todo esto. Cualquier decisión que tomen los americanos y los rusos no le importa a Asad. Sin embargo, no sería una sorpresa que en 2014 hubiera elecciones con Asad participando. La única forma de acabar con Asad es a través de una intervención militar, un golpe de Estado o matar a Asad directamente.

La expansión a Turquía, Jordania o Israel, ¿hace que sea un conflicto interregional?

El problema de Siria es interno. Hay conexiones geopolíticas que hacen que los países vecinos no estén de acuerdo con muchas de las operaciones que se hacen en el país. Los turcos quieren cambios pero tienen miedo de un cambio radical. En Turquía hay 20 millones de kurdos y los turcos ven que pueden 'contaminar' a los kurdos. En Irak también hay conexiones, no quieren un cambio brutal al igual que en Jordania que no quieren una guerra civil. El rey no quiere a Asad pero al mismo tiempo quiere un cambio. Hay mucha hipocresia. Hay muchos países que creen en la solución política y no militar. En Israel tienen miedo a las evoluciones que puedan pasar en Siria. No quieren un cambio radical ya que Asad es un enemigo controlado.

¿Qué supone la guerra de Siria como gérmen de grupos pequeños radicales?

El fenómeno de Al Qaeda se ha reforzado en los últimos meses. En Siria hay más intervención de los grupos yihadistas en la región. Los salafistas están al tanto pero si Asad cae estos grupos creerán que han influido y habrá que tenerlos en cuenta.

¿Cuál es la solución para acabar con este conflicto?

La solución tiene que ser política pero al mismo tiempo es complicado cualquier solución ya que no va a ser del agrado de todos. Asad va a considerar que tenía razón desde el principio. Por su parte, los oponentes sirios no van a reunirse con Asad por todos los muertos que ha habido. Lo que está claro es que hay que poner fin a la sangre. A medio plazo tendría que haber elecciones libres controladas por la ONU para saber que quieren los sirios de verdad. La otra alternatica es dar el poder al ejército pero tienen sangre en sus manos y muchos sirios no estarán de acuerdo.

Aprovecha tus Contenidos: http://www.intentshare.com