contadores de visitas

jueves, 16 de mayo de 2013

La inseguridad se apodera de Libia un año y medio después de caer Gadafi


Trípoli (Efe).- Al menos doce personas han muerto y un número indeterminado han resultado heridas por la explosión hoy de un coche bomba junto a un hospital de la ciudad libia de Bengasi, informaron a Efe fuentes de los servicios de seguridad libios.

La fuente indicó que la explosión se produjo junto al hospital Al Jala de Bengasi (la segunda ciudad de Libia, a unos 1.200 kilómetros al este de la capital, Trípoli) y que entre las víctimas hay mujeres y niños.

La explosión, que se oyó en un radio de varios kilómetros, se produjo hacia el mediodía, hora local, cuando más gente transitaba por la zona, lo que ha aumentado la dificultad de los servicios de seguridad en precisar de momento una cifra exacta de heridos.

La onda expansiva ha causado numerosos desperfectos en edificios y comercios próximos al hospital, indicaron las fuentes. Este atentado, que puede ser el más mortífero desde la caída del régimen del coronel Muamar El Gadafi, en agosto de 2011, se produce después de la reunión que mantuvo el pasado sábado el ministro libio del Interior, Achur Chuayel, con los mandos policiales de Bengasi para poner en marcha un nuevo plan de seguridad para la ciudad, que es objeto de una intensa oleada de violencia.

Ayer, domingo, dos coches bomba estallaron en la puerta de otras tantas comisarías de la periferia de Bengasi, sin que se produjeran víctimas aunque sí importantes daños materiales. El 11 de septiembre de 2012, el consulado de Estados Unidos en Bengasi fue atacado por un grupo de desconocidos, a resultas de los cual fallecieron el embajador estadounidense en Libia, Christopher Evans, y otros tres conciudadanos suyos.