contadores de visitas

jueves, 9 de mayo de 2013

España comenzará este mes su adhesión al Mando Europeo de Transporte Aéreo

09/05/2013



(Infodefensa.com) N. Fernández, Madrid – Españainiciará a finales de este mes de mayo su adhesión al Mando Europeo de Transporte Aéreo (EATC, por sus siglas en inglés), un proceso que durará un año, según han indicado fuentes del sector a Infodefensa.com. Actualmente, la representación española en el Mando se limita a un oficial de enlace en la sede del organismo, en Eindhoven.


Creado en 2010 por Alemania, Francia, Bélgica y Holanda, el EATC tiene el mando operacional sobre una fuerza multinacional de aeronaves de transporte de estas cuatro naciones y el objetivo es mejorar la eficiencia en el transporte aéreo militar.


Para ello, el Mando recibe distintas misiones de transporte de los estados participantes y trata de ajustar el conjunto de los servicios a prestar a la aeronave disponible con volumen de carga más adecuado. De esta forma, se evitan viajes de regreso vacíos y se procura que el volumen transportado sea lo más parecido posible al disponible.


El EAT recibió la certificación de capacidad inicial de operación (IOC) en 2011 y este año tiene previsto alcanzar la capacidad total (FOC).


En su informe “El impacto de la crisis económica en la Defensa: autónoma irrelevancia o acción combinada”, el investigadorBernardo Navazo afirma que el EATC es un ejemplo de programa de cooperación militar exitoso.


En primer lugar, destaca que la capacidad militar que proporciona el EATC, el transporte estratégico, aunque no es una capacidad directa en combate de alta intensidad, sí es una capacidad crítica de la que los estados no quieren desprenderse.


En segundo lugar, Navazo asegura que la presencia de salvaguardas y opt-out clauses “lima posibles recelos operacionales”: cada participante puede despachar órdenes de revocación inmediata de autoridad sobre determinada aeronave y cuenta con la presencia de un militar en el Mando con posibilidad de veto: Ambos mecanismos pueden utilizarse si el estado participante considera que se está haciendo un uso indebido de sus activos militares.


Para ilustrar este aspecto, el investigador pone el ejemplo de lo ocurrido en el EATC cuando Alemania decidió no intervenir en la operación militar en Libia. La decisión podría haber supuesto el veto al uso relacionado con dicha operación de sus aeronaves en el marco del Mando, sin embargo Berlín no utilizó ni la revocación inmediata de autoridad ni el veto de su red-card holder cuando Francia empleó el EATC para transportar tropas y material a la base italiana de Decimonannu durante la operación en el país.


En tercer lugar, el analista señala que, aunque el EATC y los países participantes no tienen estimaciones adecuadas del ahorro generado por la complejidad de la cuantificación, presenta varios argumentos cualitativos a favor de la eficiencia del programa. Por ejemplo, los estados participantes están cumpliendo todas las misiones encomendadas, algo que no factible por falta de recursos antes de la puesta en marcha de este sistema. Además, han mejorado los índices de eficiencia en el uso, como el aumento del factor de carga o la reducción de los tramos de transporte vacío. Otra muestra es que ha habido una menor externalización de servicios (15 por ciento menos en evacuaciones médicas). Por último, los costes de gestión no son excesivos: tres millones de euros para el propio centro sin incluir el personal nacional destacado en su base de Eindhoven.


Como cuarto punto que refleja el éxito de este programa de cooperación, Navazo indica el hecho de que el reducido número de participantes y la convicción política de hacer funcionar esta cooperación por parte de los gobiernos involucrados han permitido soslayar los obstáculos políticos encontrados en el camino, como la armonización de conceptos, la estandarización de procedimientos y, en particular, la inclusión en la cadena de mando de cada Ejército del Aire del EATC como otra pieza más del engranaje.


En este marco, el EATC se fija ahora un nuevo reto: la posibilidad de extender las aeronaves bajo su mando a los avionesA400M que los países participantes están recibiendo.