contadores de visitas

viernes, 10 de mayo de 2013

EEUU desmiente que haya pedido mantener sus bases en Afganistán tras la retirada

Rusia espera recibir explicaciones de EEUU acerca de las bases militares en Afganistán después de 2014
Por Sardar Ahmad (AFP) – hace 16 horas 

KABUL — El presidente afgano, Hamid Karzai, afirmó este jueves que apoya una petición de Estados Unidos para mantener nueve bases militares en Afganistán después de la retirada de las fuerzas de la OTAN en 2014, pero Washington negó haber realizado esa solicitud y condicionó toda presencia de soldados estadounidenses en el país a una "invitación" de Kabul.

La Casa Blanca afirmó este jueves que Washington no pretende mantener bases militares permanentes en Afganistán después de 2014 y que toda presencia de soldados estadounidenses en el país después de esa fecha será "solamente a invitación" de Kabul.

"Estados Unidos no quiere bases militares permanentes en Afganistán" después del próximo año, declaró el portavoz del presidente Barack Obama, Jay Carney, tras las declaraciones de Karzai.

El presidente afgano había declarado previamente que Estados Unidos quiere mantener nueve bases militares en Afganistán después de la retirada de las fuerzas de la OTAN del país en 2014 y dijo estar a favor de esta petición.

Los talibanes denuncian ese proyecto y dicen que la retirada total de las fuerzas extranjeras de Afganistán es una de las condiciones 'sine qua non' para negociar la paz.



Los estadounidenses "quieren nueve bases en todo Afganistán, en Kabul, Bagram, Mazar-i-Sharif, Jalalabad, Gardez, Kandahar, Helmand y Herat", dijo Karzai, quien llegó al poder tras la invasión militar encabezada por los estadounidenses que derrocó a los talibanes del gobierno afgano en 2001.

"Aceptamos darles estas bases porque es bueno para Afganistán", dijo el líder afgano en un discurso en la Universidad de Kabul retransmitido por televisión.

Karzai explicó que hay "negociaciones muy serias y delicadas" en curso con Estados Unidos. "Afganistán también tiene sus propias demandas e intereses", explicó, sin abordar la espinosa cuestión de la inmunidad de los soldados estadounidenses después de 2014.

Obama quiere mantener a soldados en el país cuando termine la misión de combate de la OTAN en 2014, pero sólo si Kabul acepta acordarles inmunidad judicial.

Cerca de 100.000 soldados extranjeros, integrantes de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad, (ISAF, por sus siglas en inglés), bajo mandato de la OTAN, se enfrentan en Afganistán a la insurrección armada de los talibanes.

Karzai afirmó que, además de Estados Unidos, otros países de la OTAN estudian la posibilidad de conservar tropas en el país después de 2014, sin citar ninguno.

Según el presidente, cada país tendrá que firmar con el gobierno afgano un acuerdo bilateral que establezca las modalidades de su presencia en Afganistán después del 2014.

La ISAF combate desde hace más de 10 años junto a las fuerzas armadas afganas la tenaz insurrección talibán, que en los últimos años ha cobrado tanta fuerza que los occidentales no descartan iniciar negociaciones de paz.

En 2014, Afganistán debe elegir un nuevo presidente para reemplazar a Karzai, que constitucionalmente no puede presentarse para un tercer mandato.

"Lo único nuevo en este anuncio es la cantidad de bases que quieren los estadounidenses. Karzai quiere observar la reacción de los afganos, de Pakistán, de Irán y otros países vecinos", dijo Waheed Wafa, director de un centro de investigación de la Universidad de Kabul.

Por otra parte, Karzai habló de las relaciones con Pakistán, que en los últimos días volvieron a tensarse debido a un litigio fronterizo que desembocó en tiroteos entre fuerza afganas y paquistaníes.

"Afganistán jamás aceptará la línea Durand", dijo Karzai, refiriéndose a la frontera establecida en 1893 por un oficial británico para separar Afganistán de lo que era en esa época el imperio de las Indias británicas.

En cambio, Pakistán considera que ese asunto está cerrado.