contadores de visitas

miércoles, 8 de mayo de 2013

El ejército ruso utilizará ‘drones’ para el control de incendios



07/05/2013, Vladislav Kulikov, Rossíyskaya Gazeta, Rusia Hoy

Según ha informado el coronel general y comandante en jefe del Ejército de Tierra, Vladímir Chirkin, el Ministerio de Defensa ruso planea incorporar vehículos aéreos no tripulados a la lucha contra incendios.


Está previsto que los aviones no tripulados controlen amplias zonas en el este del país. Fuente: ITAR-TASS

“Hemos decidido incorporar los vehículos aéreos no pilotados de las subdivisiones de exploración para el reconocimiento de áreas que presentan peligro de incendio e inundación”, afirma el comandante en jefe.

Según los datos aportados por Chirkin, en los territorios del óblast de Amur, la República de Buriatia y la República de Tuvá se han registrado actualmente más de 50 focos.

“El Ministerio de Defensa ruso dispone de 32 enclaves potencialmente peligrosos en el área de responsabilidad del Distrito Militar del Este, situado en las regiones mencionadas”, señala Vladímir Chirkin.

“Entre ellos, los más peligrosos son cuatro objetivos situados en la guarnición territorial de Amur y uno en la de Buriatia”. Según informa la agencia RIA Novosti, el ejército ha tomado medidas de precaución como la ventilación y el riego de los depósitos y las bases de almacenamiento de artillería y municiones.

A su vez, el viceministro de Defensa y general del ejército, Arkadi Bajin, ha informado de que su ministerio está dispuesto a emplear más de 38.000 personas y más de 4.500 unidades técnicas con el fin de anular los efectos de los desastres naturales propios de la temporada que se produzcan en el territorio de Rusia.

El grupo creado no solo luchará contra los incendios forestales, sino también contra las obstrucciones por el hielo en los ríos. La agencia ITAR-TASS recuerda que el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, ha ordenado desplegar una base de operaciones para el control de las fuerzas y los recursos asignados por el Ministerio para la anulación de los efectos derivados de las catástrofes naturales propias de la temporada.

Según las palabras del viceministro de defensa, Arkadi Bajin, la primera medida adoptada según esta resolución ha sido la ampliación de fuerzas y recursos en los territorios del extremo oriental, a los que se ha destinado la gestión operativa de varios aviones de transporte militar para la lucha contra incendios en macizos forestales.

“Las bases de operaciones desplazadas al terreno trabajan las 24 horas del día y están coordinadas con los centros regionales del Ministerio de Emergencias de Rusia”, precisó Arkadi Bajin.

También ha subrayado que el organismo se ha estado preparando con antelación para la lucha contra los desastres naturales, ya que se prevé que se desarrollen unas condiciones favorables para el fuego, particularmente en las regiones del extremo oriental.

Al mismo tiempo, el servicio de prensa de la Agencia Federal Forestal de Rusia ha informado sobre la detección de 70 incendios forestales en el país que afectan a una superficie de más de 9.200 Ha.

“Según los datos proporcionados por el servicio de supervisión federal, 70 incendios forestales, con una superficie de 9.206 Ha, se encuentran activos en las regiones de Rusia”, informa el interlocutor de la agencia ITAR-TASS.

Las situaciones más complejas se observan en Siberia y en el extremo oriental. Por ejemplo, en Tuvá se han quemado más de 1.000 Ha de bosque; en Amur, más de 5.000 Ha; y en la Región Autónoma Hebrea, más de 2.000 Ha.

Por otro lado, la Agencia Federal Forestal también señala que “los incendios activos no suponen ninguna amenaza para las poblaciones y los puntos de interés económico circundantes”. A causa de los incendios se ha establecido un régimen de ‘emergencia’ en cuatro regiones de la Región de Amur. “Asimismo, se ha decretado también la prohibición de entrar en los bosques de 16 regiones del país: las óblast de Tuvá, Komi, Mordovia, Uliánovsk, Vorónezh, Tambov, Lípetsk, Kémerovo, Riazán, Bélgorod, Tver, Cheliábinsk, Moscú y Amur; y las regiones de Perm y Primorski”, según anuncian en la Agencia Federal Forestal rusa.

Las principales causas de incendio siguen siendo la falta de prudencia en el uso del fuego y la quema de basura y follaje del año anterior. De acuerdo con las previsiones, el número de incendios irá en aumento.

En las tareas de supervisión de la situación forestal en el territorio de todo el país participarán también las fuerzas del ejército. “El Ministerio de Defensa junto con el Ministerio de Emergencias de Rusia, las organizaciones territoriales y las subdivisiones de la Agencia Federal Forestal se encargarán de la organización de un sistema de control de incendios 24 horas por todo el territorio de Rusia, así como de un sistema de localización y extinción de focos en los macizos forestales situados en el territorio del Distrito Militar del Este”, indicó Arkadi Bajin.

Esta en: Actualidad