contadores de visitas

miércoles, 8 de mayo de 2013

Pyongyang insta a Seúl a "poner fin a sus provocaciones militares"

Foto: LEE JAE WON / REUTERS

SEÚL, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Corea del Norte ha instado a Corea del Sur a "abandonar sus hostilidades y provocaciones militares", si quiere solucionar la crisis en el complejo industrial de Kaesong, ante el inicio de las maniobras con Estados Unidos, según ha informado la agencia de noticias oficial del régimen comunista, KCNA.

"El Sur debe poner fin a sus hostilidades y a sus provocaciones militares, si realmente está preocupado por el destino de Kaesong y por las relaciones intercoreanas, que están al borde del colapso", ha dicho un portavoz de la Comisión Nacional de Defensa a KCNA.

El Gobierno de Kim Jong Un ha insistido en responsabilizar al Sur del cierre del complejo industrial y, esta vez, ha apuntado también a la participación del portaaviones estadounidenses USS Nimitz en las prácticas militares que Seúl y Washington han comenzado este lunes.

"Este es el principal culpable del cierre de Kaesong", ha dicho el portavoz militar, en alusión al portaaviones estadounidense, según ha informado la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Corea del Sur, Kim Min Seok, ha considerado "inapropiado que el Norte exija la cancelación de las maniobras conjuntas y que lo vincule a Kaesong". "Mientras el Norte mantenga una postura hostil, seguiremos con las maniobras conjuntas", ha advertido.

Corea del Sur y Estados Unidos han comenzado este lunes sus ejercicios submarinos en el mar Amarillo, frontera natural entre las dos Corea, que se prolongarán hasta el próximo viernes, en sus segundas prácticas militares conjuntas del año.

En estos ejercicios submarinos participan un submarino nuclear, destructores Aegis y aviones de vigilancia marítima P-3C de ambos países. "El objetivo es prepararnos para una infiltración submarina", ha explicado un militar surcoreano.
CIERRE DE KAESONG

El Gobierno de Kim Jong Un anunció el pasado 3 de abril que a partir de ese momento prohibiría la entrada a Kaesong de los trabajadores surcoreanos, y dio hasta el 10 de abril para evacuar a los 800 que entonces se encontraban en el complejo industrial.

Apenas cinco días después, Corea del Norte anunció la suspensión "temporal" de las actividades en Kaesong y la retirada de todos sus trabajadores para "analizar la situación y determinar si se autoriza su existencia o se cierra". 

El complejo industrial se encuentra en la región administrativa de Kaesong, en Corea del Norte, a unos diez kilómetros de la frontera común. Desde 2004, cuando abrió sus puertas, 123 empresas surcoreanas se han asentado allí para dar trabajo a 54.000 norcoreanos.

Kaesong es uno de los escasos ejemplos de cooperación entre las dos Coreas, que técnicamente se encuentran en guerra, ya que tras tres años de combates se limitaron a firmar un armisticio para poner fin a las hostilidades, en lugar de un acuerdo de paz.